El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Sindicación

Últimos comentarios

General

Alojado en
ZoomBlog

10 de Diciembre, 2005

La posibilidad de la felicidad

Por carloscabanillas - 10 de Diciembre, 2005, 14:10, Categoría: Libros y citas

Estos últimos días los he dedicado a leer a Houellebecq,  La posibilidad de una isla, que es lo primero que leo de este autor.

Lo primero que, en lo que a mí respecta, ha conseguido Houellebecq es apartarme  por un tiempo de la blogosfera, cosa que no consiguió Inma Chacón, de la que recientemente intenté leer La princesa india, pensando (incondicionalmente del lado de David) que, si su hermana había conseguido el éxito, ella había de ser la mejor escritora de las dos.

La posibilidad de una isla es la posibilidad de la felicidad: la felicidad por el sexo, mientras se es joven; la felicidad por la ataraxia, cuando se va la juventud; la felicidad por la inmortalidad, cuando "sólo queda el miedo" (p. 386).

He aquí algunas citas:

Pero ¿quién sigue pensando en el arte cuando es posible la felicidad? (p. 158)

Quizás nunca había tenido conversaciones de verdad con nadie que no fuera una mujer amada, y en el fondo me parecía normal que el intercambio de ideas con alguien que no conoce tu cuerpo, que no está en posición de hacerlo sufrir o llenarlo de alegría, sea un ejercicio falso y a fin de cuentas imposible, porque somos cuerpo, somos sobre todo, principal y casi únicamente, cuerpos, y el estado de nuestros cuerpos es la verdadera explicación de la mayoría de nuestras concepciones intelectuales y morales. (p. 196)

Había alcanzado la inocencia, había llegado a un estado sin conflicto, a un estado no relativo; ya no tenía ni objetivo ni plan, y mi individualidad se disolvía en la secuencia indefinida de los días; era feliz. (p.407)

En su visión del mundo dentro de dos mil años, Houellebecq no muestra confianza alguna en la supervivencia de las producciones artísticas del hombre:

Ya no quedaba nada de aquellas producciones literarias y artísticas de las que la humanidad se había enorgullecido tanto; los temas que las originaron habían perdido toda su pertinencia; su capacidad de conmover se había evaporado. (...) Las producciones tecnologicas del hombre, en cambio, todavía podían inspirarnos respeto: era en ese ámbito donde el ser humano había dado lo mejor de sí mismo, donde había expresado su naturaleza profunda, donde había alcanzado una excelencia operativa a la que los neohumanos no había podido añadir nada significativo. (pp. 412-413)

Sin embargo, al final de la novela, el neohumano Daniel25 encuentra, en su huida, un "mensaje en la botella" de Marie23, su amiga neohumana, que resulta ser nada menos que un fragmento del Banquete de Platón (Sym.192b), en el que Aristófanes expone su teoría sobre el amor.

Además de incluir a una visión de un cartel publicitario de David Bisbal en el cuarto milenio, Houellebecq introduce también en sus profecías una pequeña referencia a Extremadura, que reseño aquí por su interés puramente local:

Extremadura, Portugal habían desaparecido como regiones diferenciadas. La sucesión de explosiones nucleares, de maremotos, de ciclones que se habían encarnizado con esa zona geográfica durante varios siglos había acabado arrasando totalmente su superficie, transformándola en un inmenso plano inclinado, de escaso declive, que en las fotos del satélite aparecía uniformemente compuesto de cenizas pulverulentas de un gris muy claro. (pp. 427-428)

Más información.
Permalink :: 57 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas: